¿Creer o no Creer?

by Quiero Creer


Cuantas veces se ha cuestionado, si debemos o no creer, a veces nosotros mismo cuando escuchamos que encontraron tal o cual cosa o tal o cual teoría nueva, dudamos si realmente existe o no Dios. Ni siquiera ponemos en tela de juicio lo que están hablando, sino nuestra propia creencia.
Aquí intento exponer razones por la cual no debemos dejar de creer mi afán no es transformar Ateos, sino que quienes creemos, dejemos de dudar de la existencia de Dios.


Las Cosas No Se Hacen Solas 

En cierta ocasión Newton hizo que un hábil mecánico le hiciera un modelo del sistema solar. Bolas que representaban los planetas estaban engranadas juntas de modo que su movimiento en órbita fuera conforme a la realidad.

Un día un amigo ateo visitó a Newton. Al ver el modelo, lo hizo funcionar, y exclamó lleno de admiración: “¿Quién lo hizo?”.
Newton respondió: “¡Nadie!”.

El ateo replicó: “¡Tú crees que soy un tonto! Por supuesto que alguien lo ha hecho, y es un genio.” 

Entonces Newton le dijo a su amigo: “Esto no es sino una imitación insignificante de un sistema mucho mayor cuyas leyes tú conoces, y yo no puedo convencerte de que este simple juguete no tiene diseñador y hacedor; ¡sin embargo, tú afirmas creer que el gran original del cual se tomó este diseño ha llegado a existir sin diseñador o hacedor!”.

También Pasteur desterró el pensamiento científico que la generación espontánea existía, lo que hoy conocemos: "es que todo ser vivo viene de otro ser vivo."

Alguien Inició Todo 

Alguien inicio todo lo que conocemos y lo que no tambien cual sea el pensamiento que tengas la creación del universo surgió de algo y ese algo también surgió de algo, lamentablemente nuestra mente jamás podrá entender algo así es como tratar de enseñarle a un niño de 3 años un doctorado en matemáticas físicas cuánticas.  la ciencia dice: "Todo cuerpo permanecerá en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado por fuerzas impresas a cambiar su estado". Alguien cambio ese estado y la idea que no fue nada escapa de toda lógica posible.

Demasiada Casualidad Es Imposible

Que seamos obra de una casualidad están inverosímil como pensar en que te puedes ganar seguidamente cada sorteo por un año el premio de la lotería, las posibilidades matemáticas son incalculables. Y eso es solo para ser formados como humanos que más para el proceso de nuestras vidas.

El Registro De La Vida Primitiva

No existe evidencia o conexión de animales ni humanos con otros fósiles, aún se busca el eslabón perdido, de los millones de animales prehistóricos no se ha encontrado ni el 0.5% de lo que pudo existir y aun, es más, porque se extinguieron los dinosaurios y no los humanos.

Nuestro Diseño

La vista, oído, olfato, gusto y tacto. No son necesarios para vivir. Pero los tenemos para tener una vida saludable y feliz. Y la más importante de todas es el cerebro humano, una súper computadora que puede ser alimentada por muchos años sin agotarse solo hasta la muerte ni la mayor computadora del mundo se iguala a un cerebro humano, en cuanto a diseño además los creadores de las computadoras son los humanos. Pero también es un arma de doble filo con el cual por dar respuestas lógicas navegamos en un mundo de dudas que quizás nunca comprenderemos.

La Biblia No Es Un Libro De Ciencias, Pero Es Exacto Y Además Profético

En la Biblia aparece en Isaías 40:26 "Levanten los ojos a lo alto y vean. ¿Quién ha creado estas cosas? Es Aquel que saca el ejército de ellas aun por número, todas las cuales él llama aun por nombre. Debido a la abundancia de energía dinámica, porque él también es vigoroso en poder, ninguna de ellas falta." En donde explica que Dios pone nombre a todos los astros y que fueron creados debido a la abundancia de energía dinámica.

El libro bíblico de Isaías como bien dices se terminó hace 2800 años y habla de cosas muy interesantes, incluso habla de: Constelaciones, estrellas, cielos, La atmosfera, Que la tierra no era plana si no de forma circular etc...

Isaías 40:22 Hay Uno que mora por encima del círculo de la tierra, los moradores de la cual son como saltamontes, Aquel que extiende los cielos justamente como una gasa fina, que los despliega como una tienda en la cual morar.